La diferencia entre la operación del Espíritu en el Antiguo Testamento y Nuevo Testamento

Parte 1

Texto: Juan, capítulo 7, versículo 39: 
Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado.”

Amados hermanos, un punto importantísimo para que podamos entender sobre el tema “Bautismo con el Espíritu Santo” es la cuestión de la diferencia entre la operación del Espíritu Santo en el Antiguo Testamento y la operación del Espíritu Santo en el Nuevo Testamento; este será el asunto de nuestros dos primeros estudios, mas antes, quiero dejar claro que el Espíritu Santo siempre actuó, tanto en el Antiguo Testamento, cuanto en el Nuevo Testamento.
En esta clase nos concentraremos en la operación del Espíritu en antiguo Testamento.

I- La diferencia entre la operación del Espíritu Santo en el Antiguo Testamento y Nuevo Testamento.
Podemos notar la presencia del Espíritu Santo luego en el primero capítulo de Génesis en el momento de la creación (Gen 1.2) y en varios otros textos del Antiguo Testamento, pero, solamente en el Nuevo Testamento hubo una revelación plena de su persona, carácter y obraLa mayor parte de lo que sabemos sobre el Espíritu Santo, nos fue revelado por el Señor Jesús y por el propio Espíritu a través de los escritos del Nuevo Testamento. Para que usted tenga una idea; para cada vez que el Espíritu es mencionado en el Antiguo Testamento, mas de tres veces el es mencionado en el Nuevo. Otro detalle curioso es que el Espíritu Santo es mencionado ochenta y ocho veces en el Viejo Testamento, y, solamente en libro de hechos, el mismo Espíritu es citado mas de la mitad de veces de que en el Antiguo Testamento completo.
Solamente estas informaciones son o suficiente para dejar claro que el ministerio del Espíritu Santo es mucho mas manifiesto en la dispensación de la Gracia, tanto que podríamos llamar la dispensación actual de “dispensación del Espíritu”, bien como podríamos llamar el libro de hechos de “Hechos del Espíritu Santo a través de la Iglesia”.
El Espíritu de Dios siempre existió y actuó, el es eterno y es Dios, con el Padre y con el hijo. El Espíritu Santo es una persona; la tercera persona de la Trinidad, y como Dios, no tiene principio ni fin. Estos son conceptos básicos que hacen parte del discipulado cristiano y no será preciso hablar a respecto de ellos, lo que interesa a nuestro estudio é saber distinguir que el Espíritu Santo en el Viejo Testamento no habitaba para siempre en el hombre y en el Nuevo Testamento el viene habitar en el corazón de aquel que cree en Jesucristo
Esta grande diferencia se debe al facto del nuevo Nascimento, solamente ocurre en aquel que cree en el sacrificio de Jesús (Juan 7:38, 39), y eso fue posible apenas después de la muerte y resurrección de Jesús, bien como a su Asunción a los cielos (Juan 16:7). Diez días después de subir a los cielos, en el día de Pentecostés, Jesús envió el Consolador (Espíritu Santo) que vino habitar en el corazón de aquel que cree.

I.1)- El Espíritu Santo en el Viejo Testamento capacitaba para el determinado servicio
Podemos percibir que el Espíritu de Dios venia sobre aquellos que eran separados para una determinada función, obra o tarea especial, mas no habitaba en su plenitud en corazón del hombre. Estos hombres eran llenos del poder del Espíritu por algún momento, mas no significa que eran transformados en nueva criatura.
Ejemplos:
Ex 31.1-5– Bezaleel fue lleno para tener habilidad en todo artificio en la construcción del templo.
Juez 3.9, 10– E Espíritu vino sobre Otoniel para juzgar Israel y pelear contra el rey de la Mesopotamia.
Juez 14.5, 6,19– El Espíritu del Señor se apoderaba de Sansón de tal manera que le confería una fuerza sobrenatural.
Ver también: El impío Balaam (Num. 24.2); el varón valeroso Gideon (Juez 6.34); Saúl (I Sam. 10.10); David (I Sam. 16.13); etc…

I.2)- El Espíritu era dado por medida, no habitaba en el hombre.
En el Antiguo Testamento el Espíritu venia sobre el hombre en determinada medida de acuerdo con su función, tarea, etc…
En Números capítulo  11, por ejemplo, el pueblo si rebela una vez más y Moisés se ve cansado, entonces el ora al Señor y este manda que Moisés separe setenta ancianos para ayudarlo en su tarea. El Señor entonces le habla que sacaría del Espíritu que estaba sobre Moisés y colocaría sobre los setenta ancianos para capacitarlos. Vea específicamente el texto de Num. 11.17, 25. Este pasaje muestra claramente que el Espíritu era dado por medida.

Obs.: La doble porción del espíritu (II Reyes 2.9,10).
¿Por que será que Eliseo  pidió la doble “porción” del espíritu que estaba sobre Elías?
Algunas veces ya oí algunos cristianos en sus oraciones pedir la “doble porción del Espíritu que está en el fulano”. Este tipo de pedido en oración no cabe a los cristianos, pues…
1º- El Espíritu nos fue concedido en su plenitud, ¿Como podríamos pedir algo que nos fue concedido en su totalidad?
2º- Lo peor todavía es cuando oran pidiendo la “doble porción de tu Espíritu”, se refiriendo a Dios, o sea, entiendo que están pediendo para ser mas de que el propio Dios, pues es esto lo que están pediendo cuando oran: “Señor, dame la doble porción de tu Espíritu”; en esto no hay coherencia! es un absurdo, aunque muchos lo hagan por ignorancia, sin conocer la gramática de su propia lengua.
3º-El texto no se refiere a que Eliseo quiera ser mayor o más importante que Elías. Eliseo no quería ser mayor que Elías, mas apenas ser su sucesor; proseguir su trabajo!
Eliseo ya sabía que Elías seria “llevado” por el Señor; el era discípulo de Elías. Ver II Reyes 2.1-8. Elías manda que Eliseo le haga un pedido; el no pide cosas materiales, Eliseo pide apenas la doble porción del espíritu de Elías por herencia. La doble porción era dado al que cambiaba el primogénito (Deut. 21.17), luego, Eliseo deseaba ser el sucesor de Elías, continuar su trabajo; pues con la partida de Elías, perderían su líder. Mire aun que espíritu está escrito en letra minúscula en el texto, o sea, no era el Espíritu Santo que el pedía en doble porción, mas la mayor parte significaría la “primogenitura de entre los hijos de los profetas”. Por esa causa es que Elías dijo: “Dura cosa pediste…”; las persecuciones serian muchas!

I.3)- Las verdades conocidas en el Antiguo Testamento eran mas simples y enseñadas de forma mas objetiva.
El Antiguo Testamento era una época de preparo para la venida de Jesús, y, consecuentemente, un preparo para la Gracia maravillosa del Señor!
En aquella época, no se sabía sobre e cielo, Ángeles, Satanás, Nueva Jerusalén, Trinidad y muchos otros asuntos, como nosotros sabemos hoy debido al ministerio del Espíritu en la Iglesia. Por esta causa eran necesarios mucho mas señales.
Lea Heb. 12.18-24
      En el Antiguo Testamento, Dios “aparecía” al hombre; antes del Pentecostés, en Jesús, Dios se revelo y habito entre los hombres; después del Pentecostés, a través del Espíritu, Dios habita en los hombres!

I.4)- Resume
Podemos sintetizar lo que aprendemos sobre la operación del Espíritu en el Viejo Testamento de la siguiente manera:

  1. En el Antiguo Testamento el Espíritu Santo no habitaba en el hombre;
  2. En el Antiguo Testamento el Espíritu capacitaba el hombre para un determinado servicio, mas no se quedaba en el hombre para siempre;
  3. En el Antiguo Testamento el Espíritu era dado por medida;
  4. En el Antiguo Testamento, por el facto del Espíritu no habitar todavía en el hombre, las verdades conocidas eran menos manifiestas y eran necesarios mas señales.