Tras quedar tetrapléjico por un accidente, hombre da un poderoso testimonio pintando cuadros con la boca

A pesar de haber quedado tetrapléjico debido a un accidente que tuvo a los 21 años de edad mientras buceaba, Marcelo Cunha vive con grandes limitaciones físicas sin embargo decidió seguir adelante.

Marcelo Cunha pintando con su boca luego de quedar tetrapléjico por un accidente
Marcelo Cunha pintando con su boca luego de quedar tetrapléjico por un accidente
ÚNETE A NUESTRO GRUPO DE Telegram. Ofrecemos lo más relevante en noticias e imágenes cristianas 🤗   

Marcelo, quien fue atleta y diseñador, siguió con su sueño de servir a Dios, por lo que decidió volver a la pintura. Al no poder utilizar las manos, comenzó a plasmar en el lienzo una nueva visión de la vida a través de su boca.

Desde hace 10 años se dedica a la pintura, movido por un deseo de cambio. Esta fue la forma que encontró el artista para transformar la vida de las personas que le rodeaban.

«Como resultado de jugar en una cascada, tuve un accidente y quedé tetrapléjico. Sin poder cumplir los sueños que dependían de la libertad física, me cuestioné mucho. Y fue en este contexto en el que pinté con la boca», contó Marcelo.

Anuncios
Enlaces Patrocinados

Actualmente, Marcelo es director del departamento de Mayordomía y Escuela Sabática del templo adventista de Jardim Paulista, en Río de Janeiro

En los últimos años, ha realizado varios talleres y actividades para jóvenes y adolescentes. «Sumergirme en el universo artístico determinó un cambio como nunca imaginé», expresó.

Para Marcelo, cada cuadro terminado y colgado en la pared es una nueva oportunidad para compartir con la gente los milagros que puede hacer Jesús. «Me sentí feliz de estar en el negocio. Así surgió el deseo de tener un estudio permanente para exponer los cuadros permanentes en lugar de tenerlos en estanterías», compartió.

El hombre con un testimonio ejemplar, cuenta que cada una de sus obras son elementos para la construcción de una mirada optimista frente a los desafíos. 

«El compromiso marcó el sentido de la libertad perdida, recorriendo caminos y grandes cambios junto a Jesús», señaló.

«La producción de mis obras se hizo más intensa, y varias de ellas fueron seleccionadas y reproducidas en tarjetas y calendarios, vendidos en más de 70 países», celebró.

Marcelo fue promovido como miembro asociado de la Asociación de Artistas Pintores con la Boca y el Pie (APBP) y ahora trabaja en un rincón de la Zona Oeste de Río de Janeiro.

ARTÍCULO DE INTERÉS: Estudiante de Harvard comparte un impactante testimonio en el sitio web de la escuela

Sus cuadros se exponen en la Sociedad Brasileña de Bellas Artes.

Deja tus comentarios sobre esta noticia
Enlaces Patrocinados